08 septiembre 2007

Hoy estuve allí...

Y creo que es el momento de contar la historia que muchos me han preguntado sobre tí,

Aunque resulte tétrica... aunque resulte cruel... como el destino... o puede que más cruel aún..

Muchos me preguntan por qué yo no hice un post dedicado a tí



Hoy voy a explicartelo, a tí, y a todos los que me han preguntado. Cuando estabas luchando por tu vida, cuando todo el mundo tenía en lo más hondo de su corazón la creencia de que ibas a salir adelante, yo te quise dar mi humilde apoyo también, deseandote fuerza, deseandote que abrieras los ojos, y todo hubiera sido un mal sueño...


Era la hora libre de después de comer que tengo en el trabajo... y me encontraba redactando ese post.. pegando esa foto que tengo puesta ahora, esa foto en la que celebrabas "el gol que nos cambió la vida". Y la radio me dió un palo tremendo...

Te habías ido, Antonio. Imagína como me dolió borrar cada letra de aquel post...

Y fue entonces cuando me negué a hacer más sangre a algo que ya sentía toda Sevilla. Habría muchos que en aquellos momentos, te dirían cosas, estarían llorandote en el Sánchez-Pizjuán, en sus blogs, en sus radios, en sus televisiones..

Así que no te dije nada. Me limité a llevar por dentro, en silencio, solo en casa, mi llanto, mi rabia y mi dolor por tu marcha.

Hoy he estado en el Ramón Sánchez-Pizjuan y ha pasado algo mágico.. Entre el escalofrío que he sentido y las lágrimas que hoy he vuelto a derramar en la PUERTA 16, he podido percatarme de algo que me ha llevado a escribir este post.

Alrededor de TU estadio, hay un Centro Comercial, hay una Carretera, es Sábado, murmullo de gente, ruidos, coches, gente... pero en la PUERTA 16, parece como si todo se congelara... hay un sobrecogedor silencio... parece que hasta los coches apagan el motor para pasar por delante de TU SANTUARIO. El que te hicieron los Sevillistas, Béticos, Xerecistas, Onubenses, Cordobeses, Herculanos, hasta incluso alguna firma de hichas de Boca Juniors argentino. El tiempo se para. El silencio reina, parece como si un pedacito de tu sitio en el Cementerio de San Fernando, se hubiera venido a la PUERTA 16, para abrir, valga la redundancia, una PUERTA al TERCER ANILLO del Ramón Sánchez-Pizjuán, donde el dia 16 vas a volver a ver ganar a tu Sevilla F.C.

Me ha superado todo esto. Incluso la lágrima mas fuerte ha sido cuando he visto cuántos escudos, símbolos, banderas y camisetas del Real Betis Balompié hay en ese rinconcito de tu PUERTA 16. Y me he hecho una pregunta... ¿Hasta cuándo?..


Este símbolo que un genio bendito ha creado...




"El Espíritu Puerta" dicen que lo llaman... Béticos y Sevillistas unidos. No más broncas, no más incidentes en los derbys, no mas estadios destrozados, ni entrenadores heridos por botellazos, ni jugadores con bronca en el campo, no mas antifútbol. Solo Fútbol, solo SEVILLA. ¿HASTA CUANDO?. El primer derby queda muy lejano todavía... quién sabe si se mantendrá tu espíritu o no, Antonio. Pero ahora pienso que si no es así... siempre habrá quien pueda mandar a nuestros dirigentes futbolísticos, a Del Nido y a Lopera.. una foto tuya, o una foto en su defecto de esa maravillosa, silenciosa, y sobrecogedora PUERTA 16.

D.E.P. ANTONIO PUERTA.
El hombre que marcó el gol... que nos cambió la vida.

NOTA POS-POST: Como siempre Cádiz, mi Cádiz, y la afición del submarino amarillo, dando muestras de la clase, el sentir y la originalidad de la tacita. Su minuto de silencio fue impresionante, cuando llegó el minuto 16 de su partido en Carranza. Minuto de silencio, pero no antes del partido, en el 16, con el dorsal de Puerta, y su foto en el videomarcador. Sin palabras. Gracias.

"Me han dicho que el amarillo, está maldito pa los artistas, y ese color sin embargo, es gloria bendita para los cadistas..."..



3 comentarios:

David dijo...

Muchas gracias por tu respuesta Paco, todo lo que sea por Puerta es emocionante, escribirlo es fácil porque se dice lo que se siente y no lo que se piensa. Ojalá que sí, que los béticos y sevillistas más radicales borren de su idea el llevarse mal, no vale para nada.
Saludos, maestro...

Carmen dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Angie dijo...

Ayer estuve yo. Hasta ahora no había querido ir por allí. Y me quedé impactada. No hay una sola puerta, un solo rincon de la bombonera, que no tenga un recuerdo a Puerta, una dedicatoria. Es bastante impactante, la verdad.

Un abrazo, Paco.

Free counter and web stats